Banco Mundial: Kort (UDI) se refiere a responsabilidad del gobierno

El diputado Issa Kort el día de ayer enfrentó una reacción en redes sociales y en medios de comunicación que lo citaron tras expresarse sobre el caso del Banco Mundial, que este medio fue el primero en referir para Chile.

En un tuiteo pasadas las 15 horas de ayer, además de explicitar el daño que el Banco Mundial genera en la imagen internacional del país (uno de los pocos de su sector que ha hecho declaraciones en ese sentido), el diputado UDI por el distrito 15 expresa que hay responsabilidad del Ministerio de Hacienda, por ejemplo, respecto de no haber hecho detección previa en este caso.

Con la intención de desarrollar la idea de las responsabilidades de Estado, es que este medio contactó al diputado con el fin de explicar mejor a la comunidad esta pequeña polémica que la segunda sección de su tuiteo generó en Redes Sociales y en la prensa nacional, refiriéndolo.

 

Diputado, respecto del caso del Banco Mundial usted expresó una opinión en redes sociales que ha resultado ampliamente cuestionada, quisiéramos saber su postura respecto de la responsabilidad que tiene el gobierno en el caso que hoy se comenta

Desde el momento en que Chile entrega información de nuestros flujos comerciales, nuestro Producto Interno Bruto, información que es recopilada exclusivamente por entes del gobierno, que representa los intereses del Estado de Chile; al entregárselos a un organismo internacional como el Banco Mundial, tiene, al menos, la obligación de corroborar, de analizar, de estudiar los resultados que publican estos organismos internacionales y de comprobar si efectivamente resultan lo que ellos están viendo.

Si algo hemos aprendido siempre es que las matemáticas no tienen idiomas, si no que es un sólo idioma; por lo tanto, debemos decir las cosas por su nombre, ser objetivos, responsables y respetuosos en lo que se quiere plantear. Yo no he dicho que el gobierno sea culpable, he dicho que el gobierno tiene responsabilidad. Cuando tenemos un sistema presidencialista en donde el Poder Ejecutivo representa la jefatura de gobierno y de Estado debe también asumir la responsabilidad que le compete.

 

Sin embargo, el cuestionamiento y la misma autodenuncia está puesta sobre la metodología de inclusión de indicadores, no sobre las cifras necesariamente.

Cuando la metodología determinada por el Organismo Internacional, que está haciendo el análisis, es aceptada por el país contraparte, debe ser aceptada por ese país contraparte, o debe ser denunciada por la contraparte, indicando que esa metodología, incluir o no incluir ciertos factores podría cambiar, por tanto, el resultado de la medición y afectar a nuestro país.

Es justamente esa responsabilidad que persigo, que alguien diga quién es la contraparte del Banco Mundial en el Estado de Chile, en qué organismo del Estado es, para que también sepamos si se le advirtió con tiempo que la metodología debe cambiar, o si es que esta persona, o esta contraparte, este organismo pudo advertir esta situación ante los organismos internacionales o ante un organismo pertinente para hacer el reclamo, como corresponde.

 

¿Qué espera usted después de los hechos conocidos?

Acá los dardos están puestos en el Banco Mundial, que debe entregar su análisis coherente, que sea contundente y que tenga el carácter de objetividad, pero eso debemos nosotros… Chile, comprobarlo y no permitir que el Banco Mundial juegue con las cifras de nuestro país, ni menos a nivel internacional. Porque, cuando las cifras a nivel internacional ponen en mal trecho al país, es la inversión la que termina perjudicándose. Por lo tanto, ese doble discurso que muchos decían que “la inversión no es lo principal” ahora demuestra que sí, efectivamente sí era un factor preponderante al momento de tomar definiciones por parte de inversionistas a nivel internacional.

Queremos, y hemos luchado, y tenemos la responsabilidad de dar una imagen, como país, seria. De un país comprometido con su población, el que no puede permitir que un organismo internacional dé una cifra errada cuando nosotros mismos somos los que manejamos la primera fuente de esa información.

 

Después de esta breve conversación, el diputado publicó el siguiente tuit: